Pages Navigation Menu

...el arte que nos rodea

Adsense

Naranja, rojo, amarillo de Mark Rothko por más de 66 millones de euros

Siguen las cantidades desorbitadas en las subastas internacionales y más después del reciente récord mundial que alcanzó El Grito de Munch. Esta vez es la obra Naranja, rojo, amarillo, del pintor estadounidense Mark Rothko, es la obra que alcanzado la cifra escalofriante 66,8 millones de euros.


La adjudicación se produjo durante la última sesión de subastas de arte contemporáneo y de posguerra organizada por la casa Christie’s y partía con un precio estimado de entre 35 y 45 millones de dólares. También se subastaron obras de artistas como Yves Klein, Pollock, Barnett Newman o Willem de Kooning.

Naranja, rojo, amarillo de Mark Rothko

Naranja, rojo, amarillo de Mark Rothko

Mark Rothko

Marcus Rothkowitz (Daugavpils, Letonia, 25 de septiembre de 1903 – Nueva York, Estados Unidos, 25 de febrero de 1970), conocido como Mark Rothko (en letón, Marks Rotko), fue un pintor y grabador nacido en Letonia, que vivió la mayor parte de su vida en los Estados Unidos. Ha sido asociado con el movimiento contemporáneo del expresionismo abstracto, a pesar de que en varias ocasiones expresó su rechazo a la categoría alienante de pintor abstracto.

En 1925 inició su carrera como pintor en Nueva York de modo autodidacta. Hacia 1940 realizó una pintura muy similar a la obra de Barnett Newman y Adolph Gottlieb, próxima al surrealismo y plagada de formas biomorfas. A partir de 1947 su estilo cambió y comenzó a pintar grandes cuadros con capas finas de color. Al pasar los años la mayoría de sus composiciones tomaron la forma de dos rectángulos confrontados y con bordes desdibujados por veladuras.

Son frecuentes los grandes formatos que envuelven al espectador, con la finalidad de hacerle partícipe de una experiencia mística, ya que Rothko daba un sentido religioso a su pintura. Al final de su vida sus cuadros son de tonalidades oscuras, con abundancia de marrones, violetas, granates y, sobre todo, negros. Corresponde a esta época la capilla de la familia Ménil, en Houston, un espacio de oración donde catorce cuadros cubren un espacio octogonal.

One Comment

  1. Comentario

Deja tu comentario

Adsense
%d personas les gusta esto: