Pages Navigation Menu

...el arte que nos rodea

Adsense

El Constable de la baronesa Thyssen se subasta en Christie’s

La baronesa Thyssen pone a la venta por primera vez un cuadro de su colección debido a la crisis y su falta de liquidez y es que la crisis nos afecta a todos aunque no de igual manera. Se trata de The Lock, del artista británico John Constable.

The Lock, del artista británico John Constable

The Lock, del artista británico John Constable

El lienzo The Lock es uno de los cuadros más importantes del artista británico John Constable y pertenece a una famosa serie de seis grandes lienzos que también incluye The Hay Wain (El Carro de Heno), la obra más conocida de Constable. La obra subastada podría alcanzar un precio de entre entre 25 y 30 millones de euros y será subastado por la casa de subastas Christie’s el próximo 3 de julio en Londres.

Al principio de la carrera de John Constable pintó retratos y algunos cuadros religiosos. Pero a partir de 1820 se dedicó casi exclusivamente a los paisajes. El tema de sus cuadros eran sus paisajes más familiares: Suffolk, Essex y Brighton. Se le considera el gran renovador del paisajismo inglés.

Paisajista renovador

La visión de la naturaleza de su niñez había quedado grabada en su memoria con una luz tan brillante y con una definición tan nítida que se constituyó en su principal fuente de inspiración artística a lo largo de toda su vida. Sus paisajes son paisajes vividos y por tanto no podemos decir que sean neutros: es lo que le distingue de la pintura realista. Constable no busca el realismo exacto en la representación de las cosas, sino la capacidad que tienen las cosas para evocar ideas o emociones.

John Constable The Hay Wain

John Constable The Hay Wain (El carro de heno)

A partir de 1825, se produce un punto de inflexión en su obra y paulatinamente se va viendo en ella un naturalismo más sombrío y melancólico, de añoranza, donde los paisajes se cargan más de sentimiento. El naturalismo de sus primeros años da paso a un expresionismo y subjetividad mayores. Esto se verá aún más acusado tras la muerte se su mujer, María, en 1828.

Su técnica resulta renovadora: pequeñas manchas y trazos superpuestos. Aplica una pasta espesa, a veces con espátula, lo que le aleja de la limpieza y luminosidad de otros artistas británicos de la época, cultivadores de la acuarela, técnica más de moda.

Visto en El Mundo.

2 Comments

  1. …y el arte que se nos va.
    Una obra maestra de un artista practicamente no representado en los museos y colecciones publicas de este pais, y como ha sucedido en multitud de ocasiones a traves de nuestra historia, reciente y secular, se nos va, ante la dejadez y parsimonia de entidades estatales y privadas ( donde estan las Koplowitz cuando se las necesita…no es hora ya de comenzar a comprar una pieza de arte de la categoria y nivel de su cuanta bancaria, señor Amancio Ortega?? ), delante de nuestras narices…y aqui no pasa nada.
    Esto no sucederia en el Reino Unido ni en Francia.

  2. A lo mejor, en los días que corren, gastarse más de 20 millones por una obra de este calibre no estaría bien visto. ya sea por el estado como por una cartera privada, aunque esta puede hacer lo que quiera con su dinero.

    Ahora lo que toca es gastarse el dinero en bankia y no en cultura. Una pena

Deja tu comentario

Adsense
%d personas les gusta esto: